Tener un jardín en casa es una delicia; sin embargo, si no lo cuidamos bien, puedes llevarte una sorpresa en los gastos de energía. Por eso es tan importante que cuides bien tus suministros para poder seguir disfrutando de la naturaleza en tu hogar sin pagar demasiado dinero por el suministro de energía. Sin embargo, es tontería tratar de conseguir un jardín eficiente si tu suministro eléctrico no se adapta a tus necesidades. ¿Quieres conocer cual es la mejor forma de hacer que tu jardín sea más eficiente? ¡Descúbrelo en este artículo!

 ¿Cómo pagar menos por tus facturas?

No se puede renunciar a la energía eléctrica para cuidar de tu jardín aunque sí se puede decir adiós a los precios altos. Para encontrar los que mejor te convienen, puedes comparar las tarifas eléctricas a través de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia). Se trata de una de las muchas herramientas que existen en Internet para comparar tarifas eléctricas. Con esta herramienta se puede comparar tanto tarifas eléctricas como de gas natural, de manera que es muy completa.

Lo interesante de los comparadores es que te recomiendan tarifas de Naturgy, Holaluz, etc. sin estar sujetos a ninguna comercializadora, lo cual hace que sus recomendaciones sean muy fiables.  Puedes elegir que te recomiende solo tarifas estables, como la que tiene Naturgy e Iberdrola, o cualquier otra que sea de tu interés. Por supuesto, opta siempre por contratar tarifas que no tengan compromiso de permanencia, para que si las cosas cambian puedas devolver el dinero cuanto antes.

 Lograr la eficiencia en el jardín

Si hay una forma fácil y sencilla de lograr una reducción del consumo de energía en un jardín, es con el sistema de riego. Es mejor que utilices un sistema automático en lugar de una manguera ya que, de esta forma, el riego será mucho más eficaz y puedes optimizar el uso del agua. Otra opción para las plantas es usar un sistema de riego por goteo, para que siempre se mantengan regadas sin tener que preocuparte.

Para la iluminación de tu jardín, puedes utilizar unas lámparas que se recarguen con energía solar durante el día y funcionen de forma automática durante la noche. Además de que la energía que consumen no tiene coste alguno, al haberse generado de forma natural es muy sostenible con el medio ambiente.